jueves, enero 21, 2010

No me olvides



Cuenta la historia que...
Cuando Dios creó el mundo, dio nombre y color a todas las flores.
Y sucedió que una florecita
pequeña le suplicó repetidamente con voz temblorosa:
-iNo me olvides! ¡No me olvides!
Como su voz era tan fina, Dios no la oia.
Por fin, cuando el Creador hubo terminado su tarea,
pudo escuchar aquella vocecilla
y se volvió hacia la planta.
Mas todos los nombres estaban ya dados.
La plantita no cesaba de llorar y el Señor la consoló así:
-No tengo nombre para ti,
pero te llamarás "Nomeolvides".
.
Y asi esta flor pequeñita
pero de colores tan llamativosy alegres
le fue regalado su nombre .
Asi que ya sabes cuando veas una no me olvides
por ahi
recuerda esta historia :D
.

3 comentarios:

  1. Qué bonita historia, Paulina!!

    Besos, amiga mía!!


    charo

    ResponderEliminar
  2. que foto tan hermosa, me encantaria tener mi jardin llena de esos colores

    ResponderEliminar
  3. A Dios le encantan los jardines.

    ResponderEliminar